Antonio Peñalver, el Valiente

subcampeon-decatlon-barcelona-antonio-penalver_ediima20161216_0759_19

Antonio Peñalver: “Cuando abracé a Millán al ganar la medalla, pensé ¿qué mierda estoy haciendo?”

18/12/16

El subcampeón olímpico de Barcelona 92 relata por primera vez los abusos sexuales que sufrió a manos de su entrenador y que marcaron su vida y su carrera

Antonio Peñalver Asensio (Alhama de Murcia, 1968) es APA para todos sus amigos del pueblo, las iniciales de su nombre y apellido que imprimió en su camiseta de fútbol sala antes de hacerse atleta. Antonio Peñalver es para todo el mundo, Superpeñalver, el decatleta español que ganó una medalla de plata en Barcelona 92, 1,93m, 90 kilos, la perfección del cuerpo. Y para todo el mundo, Peñalver es también el producto de la magia de un gran entrenador, Miguel Ángel Millán, que le sacó de la nada de un pueblo perdido. Esto era así hasta hace unos días, hasta que la policía detuvo a Millán en Tenerife después de que un joven lo denunciara por abuso sexual. Aquel día, el lunes pasado, comenzó a conocerse la historia verdadera, la que Antonio Peñalver cuenta por primera vez, la que le permite decir, por fin, “todo fue una mentira”.

“—Mi historia es la misma que podría contar cualquiera de mis compañeros. Cuando eres víctima no tienes escapatoria posible. El proceso anterior está perfectamente planificado, y es muy cuidadoso. Antes de atacar, él te deja absolutamente aislado. Tus compañeros son enemigos. Como yo iba a ser bueno, como yo prometía y era especial… Eso es lo que todos los elegidos se creían. A mí me hizo sentir así, lo mío se podía aplicar a cualquiera, pero, claro, lo que pasa es que yo seguí después y, mira tú, llegué a ser subcampeón olímpico. Te desarraiga de tu familia, lo que en mi caso fue fácil porque este, Miguel Ángel Millán, sabe perfectamente lo que hace. Yo soy hijo de campesinos y, claro, las inquietudes que yo podía tener a los 13 o 14 años estaban como a una galaxia de distancia de lo que podían entender mi padre y mi madre. ‘Pobrecitos’, me decía, ‘es que ellos no entienden’. Era una forma de hacerse mi padre, mi consejero, mi amigo, todo. Todo. Y los otros compañeros eran solo gente que quería llevarme de fiesta porque, claro, yo era la envidia. Mi única solución era dedicarme solo al entrenamiento. Y el tiempo libre era estar en su casa, compartir la media vida, películas, todo eso, como si fuera yo uno más de la familia. Hasta que llega el momento en el que, de repente, una noche te está tocando.” (sigue)

Hace falta una gran fortaleza y valentía para denunciar públicamente lo ocurrido. En este caso, también demuestra ser solidario, ya que lo ha hecho para ayudar a otro joven que había pasado por lo mismo que él:

“Hace unas semanas, a Antonio Peñalver le llegó un mensaje solicitando ayuda. Provenía de Tenerife, donde a Eduardo, un joven exatleta, no le creía la juez a la que había contado que Miguel Ángel Millán, un entrenador de atletismo, había abusado sexualmente de él cuando tenía 13 y 14 años. “Nos han dicho que tú también pasaste por lo mismo cuando Millán te entrenó en los años 80 en tu pueblo y el suyo, en Alhama”, le dijeron a Peñalver, el subcampeón olímpico de Barcelona 92, el decatleta de 1,93 metros y 90 kilos que se convirtió durante unos años en Superpeñalver. “¿Podrías declararlo ante la policía para ayudar a que reabran el caso y crean a Eduardo?” (Noticia)

Lamentablemente, como suele ocurrir en estos casos, estos chicos no recibieron la ayuda que necesitaban de su entorno. Pudo más el peso del prestigio del abusador, la necesidad de cuestiones materiales o profesionales que éste aportaba, la eficacia de su manipulación personal y social o simplemente, el peso de la vergüenza, la necesidad de mirar hacia otro lado, de ignorar a todos los niños que iban a ser con gran seguridad víctimas de abusos en el futuro.

“Todos en Alhama sabían lo de Millán y nadie hizo nada”

PERIODISMO de investigación

La cara oculta de Cristiano y otras estrellas del fútbol

3/12/16

Cristiano desvió a un paraíso fiscal al menos 150 millones para ocultar ingresos por derechos de imagen

3/12/16

portada-el-mundo

El juez prohíbe a EL MUNDO publicar la investigación de ‘Football Leaks’

Enhorabuena por vuestro trabajo y toda mi solidaridad, periodistas de investigación, hacéis que la prensa todavía tenga sentido.

Otra muestra de periodismo de investigación aparecida en el día de hoy en el Periódico El País:

La falsa cura de Nadia, la niña que conmovió a media España

3/12/16

noticia

‘Caso Nadia Nerea’, la estafa de unos padres paso a paso

GRACIAS, PERIODISTAS.